Cirugía de la sinusitis

¿En qué consiste?

 

La cirugía de la sinusitis, llamada también Cirugía Endoscópica Nasosinusal (CENS), es una intervención que se realiza en el interior de la nariz visualizando y manipulando las estructuras a través de las fosas nasales, utilizando endoscopios (instrumentos ópticos) conectado a monitores de pantalla plana con sistemas de grabación de vídeo e imagen. 

 

¿Cuáles son los síntomas?

 

  • Dificultad en respirar por la nariz

  • Presencia de mucosidad nasal espesa

  • Disminución del olfato (anosmia)

  • Dolor en pómulos, frente y cabeza

  • Sensación de nariz seca

  • Alteración de vista (visión borrosa)

  • Pérdida de audición

 

¿Cómo se realiza la cirugía?

 

Se realiza por el interior de las fosas nasales sin dejar cicatrices externas.

 

Se lleva a cabo guiados por endoscopios que introducimos dentro de la nariz y los senos. Éstos están conectados a cámaras que nos muestran la imagen en monitores y nos permiten ver con aumento las lesiones y observarlas en proximidad. 

 

Después de la cirugía se coloca un taponamiento nasal con protección deslizante (que no provoca dolor al quitarlo) que se mantiene durante 48 horas.

 

También nos ayudamos de técnicas como la radiofrecuencia, el desbridador y fresas. 

 

La cirugía se realiza bajo anestesia general y tiene una duración de entre 60 y 90 minutos. 

 

Cirugía de cornetes
 

¿Qué son los cornetes?

 

Los cornetes nasales son útiles para proporcionar una respiración saludable, facilitando la limpieza del aire

 

Son unas pequeñas estructuras óseas cubiertas por tejido blando y carnoso que están en el interior de la nariz, de forma alargada, pudiendo observarse una cabeza, un cuerpo y una cola.

Los cornetes sirven para calentar y humidificar el aire inspirado. Se desarrollan excesivamente en casos de desviación septal (del tabique), rinitis alérgica crónica, sinusitis, etc. Esta dilatación (hipertrofia) de los cornetes inferiores provocan la obstrucción de las fosas nasales y, en consecuencia, dificultad para respirar. 

 

¿Cuáles son los principales síntomas?

 

  • Cansancio físico

  • Tos irritativa

  • Dolor de garganta

  • Disfonía y ronquera

  • Ronquido (APNEA Obstructiva del Sueño)

  • Dolor de cabeza

  • Trastornos del sueño (somnolencia diurna)

 

¿Qué provoca la dilatación de los cornetes?

 

1. Condiciones atmosféricas y climáticas:

 

  • Ambiente laboral tóxico

  • Presencia de alergógenos (substancias que provocan alergia)

  • Presencia de humos (tabaco, fábricas)

  • Agentes irritantes

 

2. Condiciones personales que hace propensa la dilatación de los cornetes

 

  • Gripes, resfriados...

  • Rinitis alérgica

  • Abuso de ciertos medicamentos (vasoconstrictores, esteroides, etc.)

 

¿Cuál es su tratamiento?

 

Debemos saber que la dilatación de los cornetes es crónica, por lo que el tratamiento farmacológico (como las gotas nasales vasoconstrictoras) pueden producir un alivio temporal, pero si se utilizan más de 10 días, pueden provocar un efecto rebote.

 

En base a esto, podemos considerar que existen 2 procedimientos:

 

  • Turbinectomía: Consiste en la resección parcial de los cornetes inferiores.

 

  • Radiofrecuencia Inducida de Cornetes Inferiores: El tratamiento consiste en aplicar calor (70-75ºC), mediante el empleo de alta frecuencia y baja energía, a través de un electrodo bipolar, por debajo de la capa superficial del cornete inferior, provocando una cicatriz interna que el organismo elimina en unas 3 o 4 semanas. De ese modo, se disminuye el volumen (tamaño) del tejido hipertrofiado.  

 

Este tratamiento conlleva unas costras intransales que duran de 4 a 6 semanas y caen de manera natural con ayuda de soluciones salinas. Se realiza mediante anestesia local con sedación. El postoperatorio es ambulatorio (4 horas de ingreso) e indoloro.

 

Puede también llevarse a cabo como complemento de otras cirugías, como la Septoplastia o la Cirugía Endoscópica Nasosinusal. 

 

Antes - Cornete inflamado
Antes - Cornete inflamado

Antes de la cirugía se observa la cola de cornete bloqueando las fosa nasal y produciendo dificultad para respirar.

Después - Conducto nasal abierto
Después - Conducto nasal abierto

Después de la cirugía, el volumen de la cola de cornete disminuye y la fosa nasal queda despejada, facilitando la respiración.

 
Poliposis Nasal

La poliposis nasal o pólipos nasales es una enfermedad que afecta el interior de la nariz (y los senos paranasales) por el crecimiento de tumores benignos que obstruyen la respiración. Es una forma especial de sinusitis (llamada "sinusitis polipoidea")

 

Los síntomas más comunes son:

 

  • Dificultad para respirar por la nariz (respiración bucal, ronquidos)

  • Alteración o anulación del olfato (anosmia)

  • Voz nasalizada o de congestión nasal permanente

  • Mucosidad nasal exagerada

 

El tratamiento de los pólipos nasales se realiza por dos mecanismos:

 

  • Medicamentos: el más útil es el corticoide, en ocasiones se asocia a antibióticos. Los corticoides se suelen dar en forma inyectable o en comprimidos. También existen corticoides en forma de spray nasal, aunque con menor resultado.

 

  • Cirugía: se debe llevar a cabo una cirugía endoscópica nasosinusal para retirar todos los pólipos y realizar la limpieza y ventilación de los senos paranasales.

 

Hay distintos grados de poliposis, los casos leves se pueden tratar con medicación exclusivamente. En los casos más avanzados se aconseja la asociación de medicación y cirugía.

Septoplastia
 

¿Qué es la Septoplastia?

 

Es una intervención quirúrgica destinada a corregir las deformidades del tabique nasal (pared que separa las 2 fosas nasales) y reconstruirlo cuando es necesario. 

 

¿Cuáles son los síntomas?

 

  • Insuficiencia respiratoria nasal

  • Ronquido nocturno

  • Rinitis

  • Hipertrófia de cornetes

  • Sangrado por la nariz (Epistaxis)

  • Mucosidad espesa en la garganta

  • Síndrome de Apnea Obstructiva durante el sueño

  • Sequedad de boca

  • Faringitis

  • Sinusitis

 

 

¿Cómo se realiza la cirugía?

 

Nosotros utilizamos las técnica de Cottle (maxila-premaxila). Consiste en realiza una pequeña incisión dentro de la nariz a través de la cual se corrige la deformidad del tabique. Si es muy grande la parte exirpada, se reconstruye el tabique, volviendo a colocarlo una vez remodelado (dándole la forma correcta). 

 

Se cierra la incisión con puntos reabsorbibles (no es necesario retirarlos), se coloca un taponamiento nasal con protección deslizante (que no provoca dolor al quitarlo) que se mantiene durante 48 horas. 

 

La cirugía se realiza bajo anestesia local con sedación o anestesia general. 

La duración es de entre 30 y 60 minutos. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué resultados conseguimos con la cirugía?

 

  • Volver a respirar con normalidad por la nariz (Restablecer el flujo aéreo por la nariz)

  • Corregir asimetrías de la columela (igualar la abertura de ambas fosas nasales)

  • Evitar los síntomas anteriormente mencionados

 

 

Antes y después de la cirugía:

Antes de la cirugía - Septoplastia
Antes de la cirugía - Septoplastia

Se observa el tabique nasal y columela desviada hacia la izquierda provocando dificultad para respirar y ronquido nocturno

Después de la cirugía
Después de la cirugía

Se observa el tabique nasal y columela en la línea media. El paciente mejora la respiración y elimina el ronquido.

Antes de la cirugía
Antes de la cirugía

Desviación del tabique nasal ocluyendo totalmente la fosa nasal izquierda. Produce rinitis, obstrucción nasal y ronquido nocturno.

Después de la cirugía
Después de la cirugía

Se observa el tabique nasal en la línea media. Fosa nasal despejada, lo que evita el ronquido nocturno y la rinitis.

 

Rinoplastia

¿Qué es la Rinoplastia?

 

La Rinoplastia es una intervención quirúrgica destinada a la corrección de deformidades nasales mediante la modificación de su forma. La cirugía lleva a una mejoría del equilibrio y a la harmonía facial. 

 

Debemos tener en cuenta que cada Rinoplastia es un caso diferente que debe evaluarse de manera personaliza y prestando atención a todos los detalles indivuduales del paciente. No se trata únicamente de aumentar o reducir el tamaño de la nariz, sino de adaptarlo a las facciones y características propias de cada persona.

 

Además, debemos tener en cuenta, que la nariz no sólo es importante en su vertiente estética, sino que también se trata de un órgano respiratorio cuya función fisiológica en el organismo humano tiene una gran transdendencia. Por ello, el cirujano debe tener en cuenta no sólo el concepto estético, sino también el funcional y considerar estos dos conceptos (funcional y estético) cómo inseparables. 

 

¿Cuál es el proceso  de la cirugía?

 

En primer lugar debe realizarse una visita de valoración en la que el cirujano debe hablar con el paciente para conocer sus expectativas y explicarle aproximadamente cómo será su nueva nariz y su imagen facial. 

 

Posteriormente se realizan unas fotografías de frente y perfil de la nariz del paciente y en los siguientes días se procede a realizar la intervención. 

 

Existen 2 formas de rinoplastia:

 

  • Rinoplastia Cerrada: Es la más frecuente. Se realiza a través de unos pequeños cortes dentro de la nariz, sin dejar cicatrices externa. Através de la nariz se pueden cortar y remodelar los huesos y cartílagos nasales para configurar una nueva estructura.

  • Rinoplastia Abierta: Se realiza practicando un pequeño corte en la columela (puente de piel entre el labio y la punta nasal). 

 

Tras la intervención se coloca durante 1 semana una férula sobre el dorso nasal que protege la nariz y manteniene la nueva forma. Además, se realiza un taponamiento en ambas fosas nasales que se retira a las 48 horas. 

 

La cirugía se realiza bajo anestesia local con sedación o bajo anestesia general. Su duración es de entre 45 y 60 minutos.