Después de la cirugía

Se observa campanilla y amígdalas reducidas. Paladar blando elevado y rígido. Mejora la respiración y desaparece el ronquido.